Make your own free website on Tripod.com








Alberto Mansueti

¡Hola Javier!: En Venezuela hay mucha... muchísima democracia














Alberto Mansueti





3erPolo
















albertomansueti3pl.jpg

            Vinieron los sarracenos, y nos molieron a palos, que Díos ayuda a los malos, cuando son más que los buenos.
Anónimo
 

Javier es un buen amigo español, liberal. Se dispone a visitar Venezuela, y me pide le adelante un resumen del presente y futuro políticos de nuestro país. Con mucho gusto, Javier ...

1. Sabrás por la prensa extranjera, que como es fervientemente democrática, la oposición venezolana está tercamente empeñada en demostrar por todos los medios aritméticos y matemáticos que es mayoría, y que el chavismo no llega a la religiosa “mitad más uno”, excepto con trampas electorales.

1.2. En consecuencia, la oposición no habla sino de elecciones, encuestas, votos, urnas, y supuestos o reales fraudes electorales, y de los diversos modos de cometerlos y garantías dirigidas a prevenirlos. Un discurso muy “científico”, con intervenciones hasta de profesores gringos ...

1.3. Y últimamente, de un tema muy ligado al anterior: enmiendas o reformas constitucionales y legales que lucen destinadas a aumentar el poder del chavismo, y a eternizarlo en el poder. Un discurso muy jurídico, a cargo de las lumbreras del Foro local ...

2. Por ahora, la oposición dispone de muchos medios de comunicación privados, tanto impresos como radioeléctricos, destinados a expresar y ventilar sus temas, quejas y temores.

3. El chavismo no es menos democrático, y también se empeña en demostrar que es mayoría, o sea, que la que no llega a “la mitad más uno” es la oposición.

4. Pero además, y a diferencia de la oposición, el chavismo está firmemente empeñado en demostrar otra cosa: la validez de su ideología. ¿Cómo? Mediante un intenso trabajo de adoctrinamiento. ¿Cuál ideología? Ya sabes, el “neocomunismo”: la combinación de marxismo gramsciano, “política correcta”, y espiritualidad New Age.

5. La oposición en cambio no habre la boca en los temas ideológicos, no contesta. Y cuando habla es para asentir, no para disentir, puesto que comparte muchísimas de las premisas ideológicas chavistas, especialmente la PC (“política correcta”). Esa es la gran asimetría entre Gobierno y oposición. Y es trágica, porque esa lamentable y culpable asimetría, amigo Javier, es lo que va a permitirle a Chávez cumplir sus designios de hacerse cada vez más poderoso, y de eternizarse en el poder. Como a Castro en Cuba. Con este párrafo podría dar por terminado aquí mi “informe” y tendrías lo esencial del asunto; pero vamos a comentar los detalles.

6. El Gobierno y sus amigos disponen de innumerables canales de distribución ideológica a través de los cuales la doctrina neocomunista se difunde y le llega a la población, en sus diferentes estratos; y no sólo a los sectores populares. Cuando estés en Venezuela, puedes ...

6.1. Leer la Revista QUESTION, o cualquier otro de los medios impresos más populares del “proceso”, que apuntan más abajo en la escala social. (Su lectura te sorprenderá por varias razones, pero una de ellas es que algunos de estos órganos ultramontanos son incluso bastante críticos de las alegadas “vacilaciones, debilidades y contradicciones” del chavismo.) 6.2. Visitar el Website http://www.aporrea.org, y revisar un poco el material y los “links”. Esto lo puedes hacer desde ya ...

6.3. Ver y oir la programación de VIVE TV -a más de VTV y Radio Nacional-, y asimismo de las “emisoras comunitarias”.

6.4. Dialogar y escuchar la cháchara de alguno de los cubanos aquí -sea médico, entrenador deportivo, maestro, profesor o “técnico” (en cualquier cosa)-, para saber qué es lo que hacen principalmente: adoctrinamiento. También hay ahora en Venezuela muchos cineastas, poetas, periodistas y hasta filósofos extranjeros de izquierda -muchos europeos y norteamericanos- haciendo lo mismo.

7. Apreciarás que estos ideólogos enfatizan todos los temas de la agenda neocomunista de los organismos de la ONU, de la Unión Europea y de algunas agencias federales estadounidenses. Es decir, la crítica frontal del mercado y lo que llaman “neoliberalismo salvaje”, y el énfasis en los temas ecologistas, feministas, indigenistas, antiimperialistas y globalofóbicos, cooperativistas, pacifistas, “participativos y comunitarios”, activismo gubernamental, “derechos humanos” superextendidos, incluso los “derechos de los niños” (quieren que Venezuela sea el primer país del mundo en consagrar de una vez el voto infantil.)

8. El adoctrinamiento que hacen nacionales y extranjeros es muy eficaz:

8.1. Porque Chávez llega con el terreno abonado y preparado por 40 años de intenso adoctrinamiento de izquierda tradicional, a cargo de los partidos y las ONGs ahora en la oposición. AD y Copei siempre fueron partidos “de centroizquierda”, y mandaron aquí con el “Manual del Buen Gobierno” escrito por la izquierda neta; y se ocuparon de arrasar y aniquilar cualquier corriente liberal o conservadora. La izquierda neta siempre controló tres áreas claves: las Universidades y la educación en general, a través de los docentes; la “cultura”, a través de los activistas del CONAC; y los medios de comunicación, a través de sus periodistas. Y por desgracia hicieron muy bien su trabajo muy malo.

8.2. Ahora casi todos estos partidos y grupos -AD, Copei, izquierda neta-, están de momento en la oposición -mejor dicho sus dirigentes, porque Chávez les captó las bases-, pero compartiendo casi todas las premisas ideológicas del chavismo. Hacen el triste papel de “mencheviques” del proceso.

8.3. E igual las ONGs, sólo que estas no tienen ni jamás tuvieron bases; sin embargo, en el pasado fueron muy usadas por los medios de comunicación para propagar la “política correcta” y descalificar a los partidos, los cuales estaban muy desacreditados a la llegada del chavismo, y lo están aún.

9. En consecuencia, y pese al controlar buena parte de los medios privados, la oposición no es capaz hacer oposición ideológica -valga la redundancia- al adoctrinamiento chavista. En este sentido la asimetría aquí es exactamente igual que en Cuba: Castro lleva más de 40 años sin oposición ideológica. Esa y el estúpido bloqueo son las dos razones que explican su permanencia.

10. En resumidas cuentas, la oposición no sirve para nada:

10.1. Todavía cree en elecciones y otros medios jurídicos que le ayuden a demostrar que “es mayoría”. Demostrar si tiene razón o no, explicando políticas públicas distintas y sus fundamentos, eso no le importa ... En eso y en muchas otras cosas la oposición es extremada y sospechosamente parecida al chavismo.

10.2. Políticamente, lo último de la oposición es que ha comenzado a cifrar sus esperanzas en las fisuras internas del chavismo. ¡Es su más clara autoconfesión de impotencia! 10.3. Mucha oposición sigue confiando ciegamente en la “comunidad internacional”, porque cree que Chávez representa un anacronismo, y que está internacionalmente aislado. Y no es así. En el mundo de hoy -no en el de ayer ni mucho menos el de anteayer- resulta que Chávez es uno de los líderes de la “cuarta guerra mundial”, y está en el bando hasta el momento ganador, con Castro, Lula, Kirchner, Mugabe, Ghadaffi, Arafat, Bin Laden, los neocomunistas rusos y chinos, etc. Los “internacionalistas” de la oposición se encuentran extremadamente desactualizados y desorientados.

11. Pero, ¿quiénes son los dirigentes de la oposición en general? Viejos izquierdistas, personas que no se actualizan; hace décadas que no han leído un libro completo, si alguna vez lo han hecho (y seguro fue un libro malo ...) Los mismos que nos trajeron a este problema, ¿nos van a sacar ...? Los mismos que llevaron a sus huestes de una derrota a la siguiente, ¿van a poder ganar ...?

11.1. Los de la oposición son mencheviques. Y como explica mi querido amigo y maestro Olavo de Carvalho (http://www.olavodecarvalho.org) el gran acierto de Gramsci fue darse cuenta de la profunda contradicción de los mencheviques. Que el comunismo (paleo o neo, para el caso lo mismo da) no puede sino imponerse por medios violentos -y en eso los bolcheviques estaban en lo cierto- ... a menos, claro está, que la gente sea sometida al lavado de cerebro antes y no después de la toma del poder por los comunistas. Después no se puede, porque implica masivas prisiones y torturas, asesinatos, deportaciones, y probablemente un baño de sangre. Gramsci descubrió que para que eso no ocurra, precisamente, al lavado de cerebro hay que hacerlo antes. Y en Venezuela, lo hicieron los “demócratas” durante los 40 años de la “democracia puntofijista”, que los chavistas tanto denostan, pero que sin embargo les allanó el camino, y les adelantó y facilitó la tarea. El chavismo lo único que hace es continuar el trabajo de adoctrinamiento.

11.2. Para colmo, los mal llamados “neoliberales” -en realidad son neoestatistas- habitan en la oposición (excepto el Ministro de Hacienda); y ellos fracasaron en este país como en todos los otros durante los ’90, y ahora, como anillo al dedo, les sirven a los chavistas de espantajo o “coco”, esa figura que se emplea para asustar a la gente ...

12. En fin, Javier, como liberal, tú me vas a entender. Nosotros no somos fervientes demócratas; somos liberales en economía, pero conservadores en política: partidarios de una democracia limitada y un Gobierno limitado (a unas pocas funciones). Educados en la escuela de los derechos individuales (no de las mayorías ni de las minorías) a los liberales no nos importa mucho esa cuantofrenia de quién es exactamente la mitad más uno. Así que te concluyo mi “informe” con lo que sí importa de veras: que de todos modos, aproximadamente la mitad de éste país se identifica con “el proceso”, y en líneas generales está a su favor. Y la otra mitad es igual o más estatista: está disconforme y se opone al Comandante y su gente, pero comparte sus premisas fundamentales.

¡Cónchale, así no vamos a salir de esto, Javier!!

Cordialmente,

Alberto
















3erPolo

hans-herman-hoppe-banner.jpg