Make your own free website on Tripod.com








Alberto Mansueti

Liberalismo autonomista: La alternativa al chavismo














Alberto Mansueti





3erPolo
















albertomansueti3pl.jpg

 

La inepta e incompetente oposición venezolana alega que Chávez gana elecciones porque comete fraude electoral y compra conciencias con dinero del petróleo. Es posible que las elecciones no sean perfectas (como siempre con la democracia), y que las dádivas gubernamentales rindan votos (como siempre con el populismo); pero no debe olvidarse lo más importante: aunque el mensaje de Chávez es absolutamente equivocado -el socialismo-, tiene un mensaje y lo transmite; y la oposición ninguno.

Sin embargo, un por el momento pequeño grupo de liberales venezolanos estamos ensayando una fórmula sugerida por el politólogo e historiador Hans-Hermann Hoppe en su libro “La democracia, otro dios que fracasó”: combinar la natural aspiración de las gentes a la riqueza y al mejoramiento social, por medio el capitalismo liberal, con la igualmente natural aspiración de las regiones a vivir sin el yugo y la dependencia del estatismo centralista, por medio de un Estatuto Autonómico. Poco a poco vamos creciendo. ¿Dónde? En el Estado Zulia, la más importante de las regiones del interior de Venezuela. Cuenta 63 mil km2 y casi 3 millones de habitantes, un cuarto de ellos indígenas. Situado al occidente del país, sobre la frontera con Colombia, el Estado Zulia bordea el Lago de Maracaibo (13 mil km2), siendo su capital la ciudad de ese nombre -Maracaibo-, con más de millón y medio de almas. “Zulia” era el nombre de una legendaria princesa caribe, supuestamente inmolada al frente de su pueblo en las luchas contra los primeros conquistadores españoles. En ese Estado, y en general en el occidente de Venezuela, son viejas las tradiciones liberales de activa y sostenida producción, fuerte comercio, y resistencia a los abusos gubernamentales.

Hoy el problema más grave en la zona es la falta de seguridad. El hampa se ha desbordado, y los asaltos y crímenes se suceden de manera alarmante. Por eso hemos convertido el tema en nuestro tópico-clave (“key issue”): la puerta de entrada para llamar la atención de la gente sobre nuestra propia agenda liberal. A continuación transcribo el Documento que preparamos con el título de “RUMBO PROPIO, la alternativa liberal”, como presentación informativa para la prensa y la opinión pública del Zulia, de Venezuela y del mundo.

¿No sufrió Ud. un asalto este año todavía?

La inseguridad reina en todas partes a toda hora. ¿Por qué los Gobiernos no pueden con algo tan básico: seguridad (y justicia)? Simple: porque están enredados tratando de “arreglar” la economía (agricultura, industria, comercio y finanzas); y de ofrecer educación a todos los niveles, y medicina y atención odontológica, vivienda, y cajas de previsión, y obras del arte y la cultura, la ciencia y la tecnología … y 1001 servicios y asuntos que exceden en mucho el marco de competencia del Estado. Y quien mucho abarca poco aprieta. Eso de pretender abarcarlo todo se llama estatismo; causa desorden, pobreza, malestar y corrupción. Lo opuesto es el Gobierno limitado, típico del capitalismo liberal.

¿Qué es Rumbo Propio?

Un movimiento político zuliano de afirmación regionalista, cuyo objetivo es el desarrollo integral del Zulia mediante el capitalismo liberal -único sistema idóneo a ese fin- a partir de la aprobación plebiscitaria de un Estatuto Autonómico en la región.

“Autonomía” (normas propias) es más que autogobierno (gobierno propio) pero menos que independencia política o secesión. Tampoco equivale a autosuficiencia económica (aislamiento del mundo): todo lo contrario. Rumbo Propio quiere el máximo de bienestar para los zulianos, poniendo al Zulia en el Primer Mundo, plenamente integrado en la economía global de hoy. Para ello no se requieren tratados engañosos tipo ALCA o Mercosur, sino nada más decretar los principios históricos de libre comercio y libre cambio, que en el pasado llevaron a las naciones hoy desarrolladas a ser ricas.

Rumbo Propio es un movimiento de opinión, aunque no un partido (por ahora). Y da la cordial bienvenida a movimientos similares en otras regiones de Venezuela y América latina, inspirados en los mismos principios y lineamientos.

El Estatuto del Zulia

Es un breve documento legal, que en pocos artículos y simples palabras consagra todas las libertades individuales y económicas que son distintivas del sistema de libre mercado -vida, propiedad, trabajo, comercio, industria, empresa, ganancia, ahorro, inversión, etc.- como derechos fundamentales e inalienables de los zulianos. El Estatuto declara y decreta inaplicables y sin valor alguno en el Zulia cualesquiera normas contrarias a su espíritu o su letra.

Para la transición hacia el capitalismo liberal maduro, el Estatuto establece tres programas estatales, en base a tres series de cupones reembolsables, para los más pobres: a) enseñanza en todos sus niveles; b) servicios médicos y de salud; c) previsión de infortunios, contingencias y retiro. Los beneficiarios eligen la institución privada de su preferencia, pagan con cupones, y el Estado nada más reintegra el valor de los servicios a las empresas prestatarias.

P.A.Z.: el Plebiscito Autonómico Zuliano

Luego de dar a conocer ampliamente el texto del Estatuto -en el Zulia, en Venezuela y en el mundo- el siguiente paso es un plebiscito en la región, el 24 de Octubre de 2006, consultando a la soberana opinión del pueblo zuliano la siguiente pregunta:

“¿Ud. está de acuerdo o no con el Estatuto Autonómico que garantice en el Zulia los derechos individuales y económicos propios del sistema de libre empresa?”

La respuesta es SÍ o NO. Por supuesto, si el CNE no quiere organizar el plebiscito, nosotros los zulianos lo haremos, contando con suficiente veeduría internacional, para lo cual Rumbo Propio está estrechando vínculos y acordando convenios con diferentes organizaciones de América latina, Europa y EEUU.

Plebiscitado favorablemente, el Estatuto deberá ser entonces aprobado por el Honorable Concejo Legislativo del Estado Zulia -reasumiendo su función como tal (hoy atrofiada)-, y por la igualmente Honorable Asamblea Legislativa Nacional de Venezuela, que no podrán negarse a escuchar el clamor popular expresado democráticamente.

La cuestión constitucional

Desde luego este Estatuto y este plebiscito no caben en la Constitución de 1999 vigente en Venezuela, ni en el orden jurídico que ella preside. Porque por desgracia la presente legalidad venezolana es por completo estatista y socialista, y no deja espacio alguno al libre mercado. Por eso el zuliano tiene que ser un proceso “paraconstitucional”, como al comienzo lo fueron los de las autonomías españolas. Y por esa misma razón, el plebiscito zuliano -no violento por definición- es la fuente de un nuevo orden jurídico para la región, y probablemente para Venezuela.

A continuación, los lineamientos ideológicos, políticos y organizativos de Rumbo Propio.

1. Ideario o ideología

Nuestro Movimiento es liberal en lo económico, conservador en lo político, y cristiano en sus principios. ¿Qué quiere decir esto? Que el libre mercado es la base y fundamento de un orden económico sano; la democracia limitada lo es de un sano orden político; y el matrimonio, la familia y la propiedad privada lo son de un sano orden social.

Cuando y donde se le permite, el sistema de libre mercado ha dado pruebas concluyentes de ser la verdadera esperanza para los pobres: les enriquece en su mayoría, y les eleva masivamente a la clase media, y a algunos aún a la más rica. Así la clase media pasa a ser la más numerosa, ganando de tal modo la sociedad en estabilidad y perspectivas de progreso verdadero y ordenado. “Democracia limitada” significa que ninguna mayoría popular -por amplia que sea- puede derogar, vulnerar, minimizar o desconocer los derechos humanos básicos, incluyendo entre ellos todas las libertades individuales y económicas garantizadas por el Estatuto a las mujeres y hombres del Zulia.

La democracia limitada se basa en un concepto igualmente restringido de los derechos humanos, donde no caben esos supuestos “derechos positivos” alegadamente garantizados por el estatismo (a la vivienda, al empleo, enseñanza, etc.), y que sirven al socialismo de pretexto para violentar los derechos humanos genuinos, sometiendo y empobreciendo así a la sociedad en su conjunto.

En Venezuela nunca hemos tenido capitalismo liberal. Es un ideal desconocido entre nosotros, en su teoría y en su práctica, aunque del todo consistente con los valores de un orden social cristiano.

2. Política: la doble protesta

Rumbo Propio es un movimiento de protesta a la misma vez contra el Gobierno socialista y contra la oposición socialista. Que mucho se parecen.

Entre 1908 y 1958 tuvimos los venezolanos 50 años de mercantilismo, un estatismo para defender los intereses de los ricos establecidos, so pretexto de “proteger a la nación”. Después de 1958 tuvimos socialismo, un estatismo para defender los intereses de los detentadores del poder, so pretexto de “ayudar a los pobres”. En los 40 años hasta 1998, conocimos al socialismo en su fase democrática; y ya en este siglo, en su fase menos democrática. (El mal llamado “neo” liberalismo no tiene nada de liberal; es sólo la continuación del estatismo por otros medios.)

Los grupos e ideas que gobernaron entre 1958 y 1998, responsables de la tremenda crisis que provocó la toma del poder por los sectores más radicales que hoy nos gobiernan, están ahora en la oposición. La actual dirigencia opositora, tildada de “derechista” por el Gobierno Chávez, padece de sus mismas inclinaciones hacia la izquierda (si bien en sus versiones menos radicales); de ahí su ineptitud e incapacidad de constituirse en alternativa válida.

Las elecciones perfectas no existen, pero no es verdad que el oficialismo conserve el poder sólo por fraude; la realidad es que las ideas predominantes en Venezuela son de izquierda, y el grueso de la opinión pública no conoce la alternativa liberal. Y hasta que esta situación no cambie, los venezolanos tendremos que sufrir el socialismo, lamentablemente. Es nuestro deber cambiarla; comenzando por el Zulia. Y un pensamiento sólo se puede cambiar comunicando el pensamiento opuesto.

3. Dispositivo organizacional: Círculos Misianos e Intercambios de información

A) Los Círculos Misianos son grupos de hasta 10 personas, que nos reunimos semanalmente para leer y discutir escritos de autores liberales clásicos, conservadores y neoconservadores -cristianos y no cristianos- que tomamos en su mayor parte a través de Internet. Los favoritos son Mises -de ahí el apelativo de “misianos”-, Hayek, Burke, Acton, Tocqueville, Bastiat, Kuyper, Opitz, Rand, Rothbard, Gilder, Ortega, Hoppe, Nash, y Perks. Y entre los autores venezolanos, Juan Germán Roscio, liberal católico, corredactor y firmante del Acta de la Independencia de 1810 y de la primera Constitución de Venezuela.

También discutimos sobre el Estatuto y el Plebiscito, y analizamos la realidad política del Zulia, Venezuela y el mundo. Al final de cada reunión, pasamos una colecta para reunir fondos. La otra función de los Círculos Misianos es organizar y desarrollar los Intercambios.

B) Un Intercambio (de información) es una reunión informal de personas deseosas de conocer acerca de Rumbo Propio y el mensaje liberal regionalista, que puede ser en una casa de familia, oficina, comercio, local gremial, Iglesia, universidad o Liceo. El número de participantes no tiene límite, y puede durar desde un par de horas a un día entero. Un Intercambio puede repetirse, y dar lugar a un nuevo Círculo Misiano.

¿Cómo surgió Rumbo Propio?

De la interacción de dos instituciones no políticas: el C.E.O. (Centro Economía de la Oferta) y la Fundación Metanoia. El primero es un grupo de tipo académico, dedicado a la Economía Política liberal; el segundo, una asociación de inspiración cristiana, ecuménica en el más elevado sentido del concepto.

Desde hace más de 15 años, y dirigido por su Presidente el Economista Néstor Suárez, el C.E.O. investiga en el Zulia la economía de libre mercado o competencia abierta -también llamada “del lado de la Oferta” (supply-side)- en todas sus vertientes, aunque principalmente en la Escuela Austríaca, heredera a su vez de la Escuela de Salamanca (muy anterior a Adam Smith). También se documenta ampliamente sobre experiencias pasadas y presentes en sistemas económicos y legales comparados en diferentes países. De manera callada, en el C.E.O. hemos reunido mucha información, previendo la llegada del socialismo bolchevique o “duro” en Venezuela, y llevamos años anticipando las respuestas. Ha sido largo tiempo de preparación para ese momento. Que ha llegado ya.

Y desde fecha más reciente, la Fundación Metanoia (del griego: cambio profundo de ideas o renovación mental) investiga en Caracas el liberalismo cristiano en sus diversas expresiones. Su Presidente es el Prof. Ramón Rojas León. La Fundación ha inspirado la enseñanza que titulamos “Consejo de Dios a las Naciones” en la Escuela Bíblica de Gobierno, cuyo Director es el Prof. Alberto Mansueti. En particular estudiamos el amplio espectro de los “economistas evangélicos” (Gary North, Ronald Nash, Stephen Perks, John Cobin, entre otros), y los católicos liberales (Michael Novak, Robert Sirico, etc.) Ellos escriben y enseñan sobre el modelo gubernativo previsto en la Biblia para la sociedad política, e históricamente predicado -y algunas veces practicado- en la tradición judeo-cristiana occidental. Ha sido también un tiempo de preparación.

Ambas instituciones -el C.E.O. y la Fundación Metanoia- mantienen desde hace tiempo estrechas y fructíferas relaciones con sus pares de América latina y el mundo. Pero sin olvidar jamás la indeclinable vocación auténticamente popular y transformadora de todo verdadero liberalismo.

¿Y cómo se financia Rumbo Propio?

Con muchos donativos de personas amigas y generosas como tú, y sus aportes, buenos aún siendo pequeños (aunque si son grandes son mejores …); e igual el C.E.O. y la Fundación Metanoia. Si deseas contribuir o colaborar de alguna forma, o requerir más información, puedes comunicarte con nosotros a nuestro EMail: rumbopropio@hotmail.com o en nuestro local: Edificio Boyscouts de Venezuela Planta Baja, Avenida 3 E con calle 73, Maracaibo.

Hasta aquí el Documento “RUMBO PROPIO, la alternativa liberal”. Como la gaita zuliana es el género musical típico del folclore popular en la región, pronto si Dios quiere tendremos “la Gaita del Estatuto” sonando en las radios zulianas, y probablemente venezolanas. A la cual también pronto se podrá acceder (en audio y video) en nuestro Website en Internet, desde cualquier cybercafé del Zulia, de Venezuela o del mundo. ¿Y si Chávez la prohíbe? ¡Ojalá …!
















3erPolo

hans-herman-hoppe-banner.jpg